Chief Revenue Officer

Apasionado por las tecnologías con 8 años de experiencia en empresas SaaS, Ecommerce y Apps. Growth marketing es su moto y está siempre buscando formas de automatización y creación de valor. Es profesor de Marketing Digital en la Universidad del Desarrollo, además de ser organizador de Robotics day, el evento de robótica más importante de LatAm.

   

Clock Lo lees en 3 min

29 diciembre, 2020

Los beneficios que hemos visto del aporte de un CLM (Contract Lifecycle Management) al proceso contractual han sido: mayor control, mayor visibilidad, trazabilidad y medición del proceso. Pero nos encontramos con un factor esencial a considerar que va en pos del crecimiento de la empresa: la mejora continua en el proceso contractual.

Un proceso al cual constantemente se le está buscando mejoras estará, sin duda, mejor preparado para afrontar cambios organizacionales o cambios externos que afecten a la empresa. Por ejemplo, la apertura a la digitalización a la cual las empresas se han tenido que adecuar.

Por lo tanto, la mejora continua debe ser un ítem importante a aplicar en los procesos dentro de la empresa. Sin embargo, es difícil lograr esto cuando las herramientas con las que cuenta la organización no permiten hacer estos ajustes. En ese sentido, Webdox es una herramienta sumamente flexible y es por esa razón que permite aplicar mejoras continuas al proceso contractual.

Gracias a que Webdox permite ver el proceso de manera digital y por medio de un solo canal, es posible hacer mejoras continuas. Por ejemplo, si una empresa se demora 3 días en la etapa de creación de un documento, con el tiempo pueden llegar a ser 2 días, o si en total se tarda 4 días en todo el proceso de firmas, puede reducirlo a 3 días. Esto es así gracias a que con un CLM como Webdox la empresa tiene la posibilidad de ver el proceso contractual de inicio a fin, teniendo un mayor control sobre él.

La reducción de días y la mejora constante al proceso contractual trae consigo una serie de beneficios para la compañía. Los beneficios se pueden ver en lo siguiente: como el proceso será más rápido y ágil, la empresa tiene la posibilidad de cerrar un nuevo contrato con un cliente, proveedor u otra contratación de manera más rápida, y comenzar desde mucho antes a poner en marcha la relación con esta nueva alianza.

Esto último es importante ya que hemos visto los peligros de una contratación que se prolonga excesivamente, ya sea por parte de la empresa, por parte de la contraparte, por falta de acuerdos, por demoras en las firmas, en fin... son muchos los motivos que retrasan el cierre de una contratación y que finalmente termina perjudicando a la compañía. Esos errores pueden ser evitados llevando un control minucioso del proceso contractual y aplicando mejoras continuas a dicho proceso.

En un mundo que avanza rápido, las organizaciones deben apuntar a tener procesos más rápido y eficientes. Por lo tanto, es relevante ser capaz de mejorar continuamente los procesos, y en ese sentido, Webdox CLM es una excelente herramienta que tiene la capacidad de ser flexible y adaptarse a cada caso, permitiendo hacer mejoras a una parte y a la totalidad del proceso, reducir tiempos y hacer más eficiente el trabajo.

Finalmente, con Webdox la empresa tendrá la oportunidad de hacer constantes modificaciones dependiendo de las necesidades de la compañía, gracias al sistema flexible que esta herramienta permite.

Nueva llamada a la acción