¿Qué es el contrato de comodato?

spanidhscoswrappernameclasshscoswrapperhscoswrappermetafieldhscoswrappertypetextstyledatahscosgeneraltypemetafielddatahscostypetextQueselcontratodecomodatospan

Clock Lo lees en 4 min

22 septiembre, 2021

El comodato o préstamo de uso es un contrato en el que una de las partes, denominada comodante, transfiere el uso a título gratuito de una especie, mueble o inmueble a otra persona llamada comodatario, con la finalidad de que haga uso del objeto debiendo restituir dicha especie después de terminado su uso.

¿Cuáles son las características del contrato de comodato?

En cuanto a las características del contrato de comodato, nos encontramos con las siguientes definiciones:

1.- El contrato de comodato es un tipo de contrato principal, gratuito, unilateral y es título de mera tenencia, debido a que el comodante mantiene el dominio y la posesión del objeto en cuestión.

2.-Es un contrato de título gratuito, ya que si bien se pueden imponer cargas al comodatario, el uso del bien en sí debe ser sin costo, o de lo contrario, cambiaría la naturaleza jurídica del contrato.

3.-Es un tipo de contrato unilateral, es decir, las obligaciones y condiciones se fijan para sólo una de las partes, en este caso, el comodante es quién establece condiciones de uso y mantenimiento del objeto, las que deben ser respetadas en su totalidad de parte del comodatario hasta el momento de la restitución del bien. 

4.-Es un título de mera tenencia, por lo que el comodatario reconoce que el bien u objeto en cuestión no le pertenece, al tratarse de una cosa prestada.

5.-El bien entregado en el acuerdo de comodato no es fungible, es decir, que por su propio uso no se desgasta o al menos tiene un periodo más bien largo de pérdida de valor, por lo que se considera como un bien no sustituible y el comodatario debe devolverlo en su individualidad.

6.-En algunos países, como en Chile, es considerado un contrato real.  Esto significa que se perfecciona mediante la entrega del objeto. Dado que el comodato origina la obligación de restituir el objeto prestado, no puede concebirse sin que el comodatario la hubiese recibido previamente. 

Recursos gratuitos para mejorar tu gestión contractual: Manual de gestión de contratos.

Obligaciones especiales de las partes

El comodatario debe cuidar del bien entregado en comodato con la misma atención y aún mayor a que si fuera propio. Por lo mismo, de acuerdo a la ley de cada país, este debe responder por la culpa o descuido grave, leve y levísimo, por lo que el comodatario debe dar uso al objeto de acuerdo a los términos convenidos o según su uso ordinario.

Adicionalmente, el comodatario tiene prohibido transferir el uso del bien, ya que se considera un derecho personalísimo. El comodatario debe hacerse cargo de las reparaciones y manutención del bien de acuerdo al uso que se le da. 

Derivado de las obligaciones que tiene el comodatario, es importante también abordar las causas de rescisión del contrato. 

La terminación natural del contrato de comodato, se puede dar porque el mismo haya sido pactado a un plazo fijo, o bien, porque el comodante lo da por concluido cuando lo desee. Sea cual sea la causa, al finalizar el acuerdo, el objeto debe ser restituido de forma íntegra.

New Call-to-action

Una causa de rescisión del contrato puede ser por ejemplo, cuando el comodatario realizó modificaciones en el bien sin la autorización del comodante. Sin embargo, la causa más común de rescisión ocurre cuando el comodatario permite el uso a más personas del bien dado en comodato sin el consentimiento del comodante. Este tipo de falta ocurre habitualmente entre familiares, cuando comparten una propiedad.

Por otro lado, las obligaciones del comodante habitualmente son eventuales y surgen durante la ejecución del contrato. Por este motivo, es que el contrato de comodato se considera como “sinalagmático imperfecto”, por lo que se pueden generar ciertas obligaciones después de celebrado el contrato. Esto, sin embargo, no significa que el contrato se transforme en bilateral, pues sabemos que dicho carácter debe definirse al celebrar el contrato.

En definitiva, no contar con un contrato de comodato expone a la propiedad del comodante al riesgo de cargas e hipotecas, incluso a ser vendida, por lo que siempre es recomendable aplicar este tipo de contrato al momento de prestar un objeto a un tercero.

Nueva llamada a la acción

Sales Executive Chile
Suscríbete A nuestro NEWSLETTER
Completa este campo obligatorio.
Completa este campo obligatorio.
Completa este campo obligatorio.
-
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-